30/12/07

Apuntes para una nueva gestión

El próximo intendente deberá cambiar radicalmente la forma de gobernar, dando lugar a nuevas propuestas y gente capacitada. Se deben terminar los cargos por favores y sin competencia alguna, con Secretarías que no sirven, en rigor de verdad, para nada, cumpliendo apenas lo que hay que hacer.

Seguí leyendo...

Existe una complejidad en la gestión municipal que muchos desconocen. Interminables mañanas, tardes y noches de decisiones y debates muchas veces complejas por su incidencia comunal que suelen ser invisibles al común de la gente. Participar activamente de cargos públicos involucra un grado de responsabilidad e implicancia importantísimo. Y no es ánimo de esta nota desconocer esta situación, y es a su vez, un modo de hacernos cargo del lugar que nos toca como comunicadores sociales incidiendo en procesos políticos históricos que se hacen eco en la gente. Un modo de exigencia que la dirigencia local debe aceptar, reconocer y tomar para sí en lo que será la nueva gestión municipal que asumirá en diciembre del corriente año. Y en las próximas. Con la certeza de que es la política que viene en las venideras décadas.

La gestión del Intendente Bartoletti se destacó en los amplios trabajos de Obras Públicas y viviendas (cordón cuneta, asfalto, accesos, cloacas, cientos de viviendas, centro cívico, salas de salud, puentes y canales, etc.) haciéndose eco de las medidas tomadas por los gobiernos nacional y provincial, quienes potenciaron las medidas keynesianas para generar trabajo y reactivar la económica en la comunidad luego de la desastrosa situación del año 2001, en donde el país llegó al borde de la anarquía y la disolución institucional. Pero la función de Obras Públicas no es la única. No pretendo realizar un balance de lo hecho por la actual gestión, sino más bien de lo que hay que hacer a futuro, pero merece (lo dice la gente) destacarse el trabajo en las áreas de acción social, vialidad, cementerio, granja hogar, cultura, turismo y deportes. Quizás las áreas más conflictivas (lo sigue diciendo la gente) sean la de Seguridad y la de Salud. No en equipamiento, ya que las adquisiciones en el Hospital como en la comisaría han sido dignas de destacar, y hablan de gestiones competentes para llevar adelante la modernización de los mismos. Pero es notable la falla en los recursos humanos de las dos secretarias. Policías no capacitados para enfrentar situaciones claves y médicos que atienden a la gente en el hospital, como ganado. Quizás en otra circunstancia sigamos hablando de esto, pero ahora no es el caso.

La nueva gestión deberá ponerse a la orden del día

Los tiempos cambian, y la política también. La incidencia de un mundo cada vez más competitivo hace que la administración pública deje de ser solo Cariño popular para ganar una elección y pase a dar soluciones reales a la tremenda deficiencia social y productiva que poseemos en General Viamonte. Pero no me refiero solo a la pobreza que está azotando a nuestra comunidad (aunque muchos no lo vean o hagan como que no ven) sino también en las posibilidades productivas y de desarrollo de los diversos ámbitos que componen nuestra sociedad. La administración pública debe entonces pasar a ser eficiente y creativa.

Es hora de modernizar y capacitar a los actores para dar una vuelta de tuerca a la realidad que vivimos. Es hora de darle lugar a los proyectos innovadores, a las proyecciones concretas que aporten respuestas posibles a los males que nos aquejan; y es, también, hora de darse cuenta que somos una ciudad con un gran potencial agrícola, y que hacía allí hay que apuntar generando espacios que aporten valor agregado a lo producido en el campo. Y no agotarse allí, claro. Es solo una perspectiva.

Pero me da la sensación de que en tanto la clase política no deje sus vicios, esto no va a poderse dar. ¿A qué me refiero? A que los dirigentes, los que manejan el plano de poder de nuestra comunidad, deben abrir la puerta a las nuevas generaciones en un acto de patriotismo.
Existe un gran reservorio de jóvenes capacitados para poder llevar adelante la administración de las diversas secretarias y direcciones. Y no me refiero a chicos de veinte años. Hay que profesionalizar los cargos y puestos. No puede ser que por acompañar una campaña eleccionaria, se entreguen secretarias como favores. Los cargos deberán tomarse por gente capacitada y con proyección en el puesto que cubrirá. Pero ojo, tremenda idiotez sería colocar jóvenes por el solo hecho de serlo. A lo que refiero es a mentes lúcidas y dispuestas a innovar la gestión municipal. Actualmente hay secretarias que no sirven para nada por culpa de quienes las ocupan. Secretarias que solo están, y se justifican por hacer lo que deberían hacer de todos modos. Hay que apostar a la competencia y a la eficiencia de servicio. Lo exige la situación crítica que vivimos, aunque la propaganda oficial se empeñe en decir que construyendo viviendas somos un pueblo más feliz. Lo exige el estancamiento que poseemos como pueblo, con muy pocas posibilidades. No hay trabajo. No hay posibilidad de Proyecciones privadas para la gente media.

Políticas reales

Hay que profundizar la posibilidad de generar trabajo real, perdurable y digno. Los planes de asistencia y los bolsones de comida que se entregan diariamente en la municipalidad son un horror del que nadie puede sentirse orgulloso. La pobreza está a la orden del día, expandiéndose en barrios y periferias de nuestra localidad. Los comedores y las políticas asistenciales están generando una cultura del no trabajo y de desvinculación en la familia y el hogar que va a traer serios problemas a futuro.

El intendente ha modificado su discurso en los últimos meses utilizando un vocabulario que apunta a potencializar el factor industrial. ¿Cómo se potencia? ¿Dándole la bienvenida a privados que invierten por motus propio? Claro que no, porque la municipalidad no posee un trabajo propio allí, sino que se suma a la iniciativa de otros, sin aportar demasiado. Se potencia con políticas reales de gestión, y relaciones y viajes hasta China si es posible. Existe un MERCOSUR que está generando posibilidades concretas de relación comercial pero aquí nadie se ha dado por enterado. Tenemos un Predio Industrial con conflicto de propiedad que no puede ser. Se entregan subsidios y créditos a emprendimientos que quedan en el camino. Se trabaja con muy poco criterio de visión. Esta es una cuestión de la que alguien tendrá que hacerse cargo, en algún momento. Y a los concejales no les escapa la crítica.
No poseemos ninguna empresa municipal. Las posibilidades que desde los ministerios provinciales son presentadas constantemente se dejan pasar. Quedan en el estante de la folletería.

En los últimos dos años se ha trabajado en un Plan de Ordenamiento Urbano que a aportado realidades y visiones de futuro. Este es un trabajo que deberá ser tomado seriamente por las próximas gestiones en una entrega de posta de una a otra en un período de por lo menos 20 años. Los intendentes que vengan deberán aceptar un nexo de trabajo hasta el año 2030 con visión de futuro e interrelación entre ellos, complejizándolo con las propuestas bases de cada uno. El trabajo (basado en el estudio de profesionales y de la comunidad) expone demandas que habrá que oír y cubrir.
Algunos de ellos se orientan en los objetivos interesantes, que vienen al caso porque hacen a lo que venimos diciendo, la capacitación de personal competente: Por ejemplo, uno de los ítems apunta a “Garantizar la situación habitacional de familias de bajos recursos y optimizar el uso de las tierras cuyos propietarios se desconocen. Regularizar la situación urbana y dominial de la población asentada en tierras no propias” y otro a “Generar una política ambiental adecuada para hacer posible la convivencia de distintas actividades, logrando un equilibrio de la ciudad y la calidad de vida de sus ciudadanos. Proteger los recursos y resolver los problemas que afectan la ciudad como así también tratar las problemáticas ambientales ocasionadas por las actividades propias del funcionamiento de los asentamientos urbanos” Ambos requieren de una Secretaría de Servicios Urbanos y de Política Ambiental sumamente competente. Y hoy, la municipalidad no cuenta con gente capacitada para cuestiones simples como comprobar si los silos de almacenamiento de granos u otra actividad semejante están perjudicando nuestra salud; o de revisión de los espacios públicos que le digan al vecino, “señor, usted debe retirar el palo borracho de su vereda porque es un potencial daño para los niños que juegan y no se permite”.
La basura es otro ítem ineludible para la próxima gestión. Como referimos en la edición Nº 8 bajo el título “¿Por cuanto tiempo más?” el reciclado de basura será, tarde o temprano, una actividad que todos los municipios deberán realizar. Por lo tanto la reubicación del basural y la pronta instalación de una planta de tratamiento deberán estar en la agenda del próximo intendente.
La comunicación es otro ítem muy importante para el desarrollo y éxito de las tareas desarrolladas. No se debe confundir con propaganda o marketing, con De la Rúa se probó que solo sirve para esconder la mugre bajo la alfombra pero el mínimo viento lo expone nuevamente. Una fuerte estrategia de comunicación puede generar un acompañamiento importante en las acciones de gobierno y dar buenos resultados en el éxito de lo emprendido. No solo con panfletitos o páginas en los diarios se podrá educar a la gente o direccional un mensaje. Hay que poseer, como en todas las direcciones, estrategias de acción.

Concluyendo

En este texto faltan muchos ítems y mucha profundización, el espacio lo condena, pero el mensaje es que los dirigentes deben tener una nueva concepción del hacer la política. Incorporando gente realmente capacitada y definiendo políticas serias y con objetivos claros. Da la sensación de que todo lo que se hace se logra porque “viene de arriba”. Si bien es cierto que requiere de gestión para tramitar y obtener, ¿qué política de todas las implementadas parte realmente de un pensamiento local? Y como refería al principio, el mensaje apunta a próximo ejecutivo, pero le cabe al cuerpo deliberativo también, quienes deberían ser incuestionables y estar alejados de la vulgarísima mediocridad.

2 comentarios:

  1. uy, a esto Bartoletti no lo leyó!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/2/11 8:47

    que pasa que no publican los comentarios? tal vez no esperaban tannntos halagos

    ResponderEliminar

Hola. Esperamos tu comentario para enriquecer nuestra propuesta