29/4/10

Esplendores y Miserias de la Ganadería en Nuestro País

Autor de la fotografía
El autor realiza una reflexión a través de un sintético repaso histórico sobre la producción ganadera y la revisión del posicionamiento que llevó a Argentina a ser el mejor país productor de carne de exportación. Se pregunta ¿Qué pasó? ¿Por qué y cómo se perdieron los mercados que daban trabajo a miles de argentinos? La respuesta, si bien se deja entrever, queda a criterio de cada lector.

por Miguel Adamini - Médico Veterinario

Nuestra querida ganadería, tan amada y vapuleada por políticos y economistas que tantas veces fue y es un referente de orgullo en nuestro medio, y sobre todo en el exterior, hoy es el alimento de mayor consumo en nuestro país. ¨La carne¨, de la que tenemos el índice de consumo per cápita mas alto del mundo, la mas rica y la más preciada del mundo, hoy nos encuentra a los argentinos en una disyuntiva: Seguir produciéndola o dejar que tomen la posta otros países que antes no llegaban ni por asomo a competir con estas pampas.

Nuestra historia (tan rica en matices) nos lleva al año 1823 que es el año donde llegan los primeros reproductores machos (el productor Miller de la estancia ¨La Celedonia¨, importa el primer toro padre de raza Shorton llamado ¨tarquino´¨) traídos de Europa para introducir el toque de genética que necesitaba este país, que solo conocía a la ganadería con grandes limitantes de beneficios. Llegan, también los padres de la raza Aberdeen Angus, ¨virtuoso¨, de la raza Hereford ¨Niágara¨, que fueron los padres de las grandes razas carniceras que tiene nuestro país.
Entonces se usaban solo los cueros, la carne se utilizaba muy limitadamente, y así en nuestras pampas pastaban como podían algunas manadas se vacunos de la raza llamada ¨criolla” animales patudos, delgados, y muy cimarrones.
La colonización inglesa empezó a fijar la mirada en nuestros pastos y extensiones, y como Inglaterra era un país con tendencia ganadera que estaba siendo desplazada por la era industrial, vio un escenario propicio para desarrollar una explotación que abasteciera en parte el mercado de consumo de ese país.
Es cuando las estancias de esa época toman la posta de producir animales y comienza una era de producción y exportación que era la envidia de casi todos los países del mundo ¨argentina era respetada y era nuestro orgullo¨.
El tiempo pasó, se establecieron cabañas, estancias, chacras, donde todo el mundo tenía bovinos. Se genero trabajo en rededor de eso, y desde el criador, el engordador, el comisionista, el frigorífico, el fletero, el carnicero, las curtiembres, las fábricas de camperas, de zapatos, fabricantes de velas, jabones, profesionales ingenieros agrónomos y veterinarios, comercios de insumos farmacéuticos y alimenticios, etc., todos empezaron a hacer andar una rueda de la economía que empujaba a nuestro país hacia adelante. Pero en determinado momento, el tiempo empezó a jugarnos en contra.
¿Cómo? ¿Qué pasó? ¿Qué hicimos mal? Argentina comenzó a perder mercados. Pero ¿Por qué empezamos a perder mercados? Si tenemos una excelente genética, excelentes toros, vacas, terneros, novillos, excelente mano de obra, excelentes campos. Hemos erradicado la fiebre aftosa, todo indicaría que tendríamos que ser ¨gardel¨… Pero sin embargo, a pesar del empeño de productores y técnicos, vimos como poco a poco la ganadería se nos va de las manos escurriéndose lentamente y casi irreversiblemente.
Mientras que nuestros vecinos, Brasil, Paraguay, Uruguay, aumentaron sus cabezas de ganado nuestro stock ganadero ha disminuido. ¿Por Qué? La respuesta es muy simple, apostaron a la exportación. Entendieron que exportando entrarían mas divisas en el país para utilizarlas en bienestar del pueblo. Es como si tuviéramos un negocio y cada vez vendiéramos más, y con la ganancia les diéramos bienestar a nuestros hijos.
Sorpresiva, extraña, e incomprensiblemente, en nuestro país se hizo exactamente todo lo contrario:
Luego de haber ganado los más importantes mercados en el mundo, gracias al sacrificio y los deberes bien hechos de nuestros productores y técnicos que respetaron correctamente las directrices de un plan estratégico de producción nacional, se le pusieron trabas a las exportaciones de carne. No cumplimos compromisos contraídos, enrarecimos los sistemas de comercialización, en definitiva complicamos todo. Fuimos irresponsables.
Pero, ojo, no me siento culpable por ello, ni tampoco son culpables los productores, ni los técnicos que dimos nuestro profesionalismo para lograr potencializar el mercado de la “carne argentina”. La culpa la tiene el perverso sistema que crearon estos gobiernos de turno, incomprensible por nosotros y por todos los mercados del mundo. Como dice el dicho: “se esta escupiendo para arriba”.
Que lastima…., cuanta mano de obra sin aprovechar, cuanta calidad genética sin rumbo, cuantas divisas perdidas para la educación, salud, rutas, producción, etc. Que no se generan simplemente por capricho (no me queda otra lectura).
Pobre ganadería argentina!!! Pobre patria!!!

((Esta reflexión esta dedicada a los miles de seres humanos que en nuestro país trabajan y se sacrifican por producir más carne y leche, pobres y ricos)).

7 comentarios:

  1. peter conex29/4/10 16:51

    Bravo Manuela estoy en un todo de acuerdo con el articulo y celebro que profesionales como el que escribe sea publicado.
    Seguramente tendra respuestas esta nota , pido que sea tratada con el respeto y la prfesionalidad que se merece ,,,, no me vengan con baratijas como .... la mesa de los argentinos y la oligarquia terrateniente
    Buenas tardes.

    ResponderEliminar
  2. NUNCAMAS781/5/10 17:55

    A partir de su reflexión quiero expresarle que me cuesta entender su postura porque nunca la explícita a partir de darle sentido a las palabras. De donde mira cuando juzga, cuales son las representaciones que tiene de las palabras que expresa en la nota, en definitiva creo que su tránsito en la historia fue mirado desde su cristal, cual será? Cuando habla de patria, que patria es para usted representativa, porque vivimos muchas patrias los argentinos, disiento con el encabezado que habla de un periodismo que no toma postura y deja al lector que saque sus propias conclusiones, porque un periodista no explicita su mirada intencionada, es el lector quien elige no el periodista que azarosamente deja que el lector lo haga.
    Cuando hace referencia, a nuestra querida ganadería vapuleada por políticos y economistas, no hace referencia al capital privado, porque no tuvo en cuenta a este en su análisis?
    La palabra orgullo, no la contextualizo en el lugar donde la puso.
    Usted plantea una disyuntiva…. desde donde la plantea?
    Cuando plantea que Inglaterra vio un escenario propicio, que quiere decir? Cuál era el negocio tan generoso de Inglaterra? Como la soja para china ahora?
    Argentina era respetada y nuestro orgullo….., toma solo el sentido exportable de un producto, alcanza con eso?
    El nuestro, como palabra no me hace sentir identificado.
    El tiempo paso, me parece de un reduccionismo histórico.
    Palabras que hacen a un reduccionismo
    TODO EL MUNDO TENIA BOBINOS?
    SE GENERO TRABAJO EN DERREDOR DE ESO?
    LA RESPUESTA ES TAL SIMPLE?
    En conclusión, no comparto su postura, si su representación (digo del lugar de donde lo dice) del ser veterinario.
    Soy docente, tengo otro recorrido histórico, por eso no miro como usted. Puedo tomar cosas, seguro.
    Seguiría preguntándole por los sentidos que le da a las palabras.
    Pero estoy seguro que la vaca no hace a mi patria. Patria?
    VACA=PATRIA
    UVA=PATRIA
    SOJA=PATRIA
    AMOR=PATRIA

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/5/10 16:22

    Tiene razon nuncamas78, los ingenuos, por usar una palabra respetuosa ,son los criadores, engordadores, sembradores, profesionales del agro y de la agroindustria, de la metal mecanica, transportistas, comisionistas, acopiadores, ferieros,tractoristas, empleados de a caballo, alambradores, quimicos, geologos, y la lista seria larguisima.... gente toda que tiene encarnada una cultura del trabajo sin importarle el significado de la palabra PATRIA, porque la lleva incorporada dentro.Paren de una vez con todas esas actividades oligarcas, no siembren, no crien , no manejen, no eduquen, no estudien.......
    Siempre va a haber un buen plan trabajar que los mantenga y una asignacion para sus hijos., la fabrica de pobres los necesita, incorporense ya al gran plan nacional y popular y alli si, alli si mis queridos las enseñaran el significado de la palabra PATRIA.

    ResponderEliminar
  4. La nota está muy buena. Lo que nuncamas78 dice y refuta el anónimo es un juego de palabras sin demasiado uso práctico y poco asimilable por las personas que entienden nuestro idioma criollo. Si bien es cierto que nuestra patria esta en una constante disputa de poder y que las políticas cambian sin seguir un sentido histórico que beneficie al pueblo no podemos negar los deberes bien hechos por toda una generación. Mis abuelos hijos de inmigrantes trabajaron toda la vida por un futuro destruido por las políticas de turno. La ganadería y el trabajo de todos aquellos que estaban tras eso hoy no marchan por falta de políticas que favorezcan el sector. A esto hay que sumarle que es más práctico y rentable levantar todos los alambrados y sembrar grandes extensiones de soja o maíz. Lo que le falta decir a la nota es que el productor empresario actual, que nada tiene que ver con la tierra ni el histórico productor, opta por lo que mas le conviene y no lucha mas que por lo que le tocan, como cuando paraban el país por las retenciones. En síntesis, la responsabilidad esta dividida entre los políticos y los ciudadanos, porque nosotros también aceptamos estas reglas de juego y somos complices.

    ResponderEliminar
  5. NUNCAMAS783/5/10 16:25

    Anonimus, porque coincide con migo, cuales son los puntos, estoy seguro de mi incoherencia, me es un poco difícil entender lo que escribí, lo que me estaba preguntando las representaciones de patria que tenemos en la cabeza. Creo creer no estar de acuerdo con usted ya que me parece que es un intolerante fascista. Debo creer que es una media en todos los sentidos, come, consume, ama, pasea, aparenta, piensa, consuela….. Toda su vida a medias, eso si lo que no negocia y le indigna (me imagino) es la clase obrera (si es posible morocha) que se compra un vino en caja y come asado los domingo, esos no pueden sostener un asenso social porque son los que trabajan mi tierra…..
    Seguramente como la historia hegemónica siempre nos enseño, los negros son el mal social en cambio en el otro extremo esta galarsa( no sé como mierda se escribe)paseando el perro.
    En eso coincidimos somos intolerante con el otro, yo también como vos tengo a un enano fascista dando vueltas.
    Ojala no puedan ver el mundial…….
    ESTOY ARTO DE LOS ARTOS QUE SE ARTARON AHORA.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo3/5/10 19:38

    Harto ya de estar harto, ya me canse, dice la cancion ..... lagarza se escribe con zeta.... y compro aunque no locreas vino en caja y me da apenas para comer un asado por quincena, no odio a nadie ni negros marrones amarillos ni azules ,,, si odio a los que propician politicas facilistas para los de menos recursos ,,, de eso se trata y si ,coincido ,a veces el enano salta por donde menos lo esperas

    ResponderEliminar
  7. venia bien el debate hasta q llegaron los insultos y los discursos donde se bajan linea y solo dicen oligarca, fascista y demas...me gusto el articulo...mas alla de las diferencias ideologicas

    ResponderEliminar

Hola. Esperamos tu comentario para enriquecer nuestra propuesta