21/4/08

El octavo día (Crónica de una destrucción anunciada)

Advertencia: Los hechos y/o personajes de esta crónica serán reales, cualquier semejanza con la realidad es sólo cuestión de tiempo.

Por Elio Waldemar Garciarena


Seguí leyendo...

14 de Abril
Recuerdo que, cuando era niño, me gustaba contemplar el cielo y ver cómo los colores cambiaban. En el amanecer, el horizonte se teñía de un rosado tenue y entonces sucedía un milagro: la tierra daba a luz a un nuevo día y el sol salía, ruboroso como un recién nacido. Aquello era para, mis años de niño, una verdadera fiesta.
Pasaron muchos años desde que el cielo dejó de ser azul y ya no existen los crepúsculos. Una niebla densa y mortecina cubre permanentemente el cielo otorgándole un color ocre intenso. A veces, esa niebla es tan espesa que es imposible distinguir mi propia mano a un metro de distancia. Diariamente, sólo vemos una luz difusa y débil a la que llamamos “Sol” y sólo por ella notamos cuándo es de día y cuándo es de noche. Aún no sabemos si la luna continúa allí o no.
Mientras escribo esto, me agito constantemente. Se torna dificultoso poder respirar en este aire viciado y mefítico.
El calor es insoportable y ni aún por las noches se aplaca. Hace varias décadas que la primavera y el otoño han desaparecido. El verano es seco, árido y persiste casi todo el año, mientras que el invierno es una especie de estación breve, calurosa y húmeda.
Es curioso que, a comienzos de este siglo, muchos hayan predicho que los campos se convertirían en selvas cuando, en este momento, lo que estamos pisando es un extenso desierto.

15 de Abril
La humanidad ya no está dividida en ricos y pobres, ni en blancos y negros, ni en izquierdistas y derechistas, ni en cristianos y ateos. Existen sólo dos bandos: los Verdes, adeptos a la ecología que defienden a nuestro planeta, y los Grises, amigos de la industrialización que cuidan sus propios intereses. Hace veinte años que estamos en guerra, unos por sobrevivir, otros por “vivir sobre”.
Es casi cómico ver como se dio vuelta la torta. Los pobres, esos que siempre fueron marginados por ser cartoneros, ahorrativos y naturistas, hoy son los maestros de la sociedad. De ellos, el resto de la gente ha aprendido a reciclar vidrio, cartón y otros materiales, utilizar agua de lluvia, cultivar sus propios alimentos, calentar el agua al sol, bañarse en el río...
El dolor hace que la humanidad se humanice. Pero la catástrofe que lo provoca aún no ha sucedido. Siento el miedo en la gente... algo muy malo va a ocurrir.


16 de Abril
Únicamente mediante el rumor sabemos lo que está sucediendo y lo que sucederá. Los medios masivos de comunicación han desaparecido como resultado del caos y la devastación. Es curioso que aquello que siempre rechacé, me esté ayudando a sobrevivir...
No obstante, hay cosas que no deben decirse. “Calentamiento global” es una palabra tabú que no se puede nombrar. En su lugar, todos dicen “Lo que está sucediendo”, “Eso que está ocurriendo”, “Lo que tú sabes que está pasando”, “La gran calor” ó “El calorcito de aquellos”.
Hace ya mucho tiempo que, inexplicablemente, en una convención internacional se decretó la prohibición absoluta de esa palabra y su utilización está penada con la muerte. Por otra parte, la Iglesia excomulga a quien la diga justificando que “es la blasfemia más grande porque alude a un infierno de fuego y azufre en la tierra. ¡Algo inaudito!”.
Fue así que la palabra “Calentamiento global” desapareció de la faz de la Tierra mientras, ¡vaya ironía!, el calentamiento global crecía exponencialmente.
Sin embargo, la última vez que escuché esa palabra prohibida fue hace diez años, en boca de uno de los líderes de los Verdes que advertía acerca de lo que estaba sucediendo con el calentamiento global, pero apenas pronunció la palabra fue detenido por la policía e interrogado por la fuerza. Le preguntaron de dónde conocía esa palabra, quién se la había dicho y a qué grupo pertenecía. Él respondió que lo había leído en un viejo manual de quinto grado y que era líder de un grupo Verde. Dijo que se estaba manifestando pacíficamente, que estaba dando a conocer lo que le ocurría a nuestro planeta para promover un cambio positivo. Pero lo metieron a la cárcel, lo golpearon salvajemente y le aplicaron varias veces la picana. Querían que confesara qué otras personas hablaban sobre el calentamiento global. Él se negó a delatar a sus compañeros. Poco después lo enjuiciaron, acusándolo de “amenaza al orden público, la moral y las buenas costumbres”, “resistencia a la autoridad” y de otros delitos que jamás había cometido. Fue sentenciado a muerte. El pelotón de fusilamiento lo ejecutó junto a su familia y a los demás integrantes del grupo que lideraba.

17 de Abril
Esta vez, Argentina no fue ajena a los desastres naturales desencadenados en todo el mundo. Hace quince años, la ciudad de Buenos Aires fue devastada por el huracán Kongkong y quedó sepultada bajo las aguas ácidas del Río de la Plata. En estos últimos años, la sequía desencadenó grandes incendios forestales que acabaron con la mayoría de la selva del norte argentino. Por otro lado, las olas de calor intenso han barrido la llanura reduciéndolo a un montón de despojos mustios y chamuscados.
Cuando pienso en el desastre, recuerdo “El Día Después de Mañana”. Mucha gente se burló de esa película. Nadie creía que eso llegara a suceder en la realidad. Hoy, los hechos nos demuestran cuán equivocados estábamos. Nuevamente la realidad ha superado la ficción.
Lamentablemente, lo que está sucediendo aquí y ahora no es una película de Hollywood ni un pasaje del Apocalipsis y el día después de mañana no habrá mañana.

18 de Abril
No hay nada. Miro hacia el lejano horizonte. Es imposible encontrar algo verde en que posar los ojos y refrescarlos ante tanto desierto muerto. Mis ojos se inundan de lágrimas al recordar mis tiempos de niño, hace tan sólo unas pocas décadas... cuando iba al campo y contemplaba los retazos coloridos del paisaje: aquí, el verde intenso de la gramilla; allí, el morado de las quinuas; del otro lado, el dorado del trigal; a lo lejos, el azul cristalino de la laguna. En aquel paraíso, yo respiraba hondamente y me tiraba a descansar bajo la sombra de un viejo nogal...
Intento aferrarme a aquellos recuerdos. Son lo único que queda ante semejante desolación. Pero la amnesia del presente me lo impide. El pasado se parece más a un sueño feliz que jamás sucedió. Ya ni siquiera un árbol se levanta de la tierra. Arriba, el cielo ocre. Abajo, la arena negra. En medio de este infierno, yo tratando de sobrevivir.

19 de Abril
Hoy llegué a la ciudad. Ya no queda nada de Los Toldos. La mayoría de la gente ya abandonó sus casas y se encaminó hacia el sur, donde hace un poco más de frío.
En este momento, estoy viendo un paisaje desolador. Muchos edificios se han destruido como consecuencia de los sucesivos tornados de aire caliente; sólo quedan los esqueletos de hierro oxidado. En algunas calles, el asfalto se ha resquebrajado por el intenso calor. En otras, la arena ha avanzado dejando sepultados los automóviles. Las plazas parecen cementerios, vestigios de lo que alguna vez fue un pueblo.
Llegué a mi casa. La encontré vacía. Seguramente, mi familia huyó a la Patagonia con el resto del grupo, si es que no le pasó algo peor. ¿Cómo puede ser que esto esté pasando? ¿Cómo es que llegamos a este punto? La idea es demasiado grande para meterla en mi cabeza... Me falta el aire. Pierdo el sentido.


20 de Abril
Hace un instante, me encontré con una concentración de evacuados en el centro. Tal vez, tengan algo de provisiones. Pero hablar de comida es peligroso porque hay una epidemia de hambre generalizada. La gente está nerviosa y desesperada; ya no mata por dinero sino por comida y agua. Voy a esperar a que todos duerman para revisar las mochilas. Hace tres días que no como y estoy muy débil para seguir.
Mañana a la madrugada marcharemos hacia la Patagonia buscando un clima más apropiado para sobrevivir. Pero, en realidad, no sé hacia donde escapamos. Pronto todo acabará.

21 de Abril
En la travesía nos topamos con un grupo de científicos que nos explicaron todo. Ya conocemos el por qué de muchas cosas que, hasta ahora, parecían inexplicables. La Tierra está muriendo por culpa del hombre. Aquí no hay una “furia de la Naturaleza”, sino un precio caro que tuvimos que pagar por nuestra irresponsabilidad. Se cosecha lo que se siembra. Nosotros hemos sembrado contaminación y destrucción, y cosecharemos nuestra propia muerte y la extinción de la raza humana.
Pronto desaparecerá todo. Lo que alguna vez se llamó “Planeta Azul”, dejará de existir. Hace ya mucho tiempo que dejó de ser azul y se convirtió en ocre. Pero ahora ni siquiera será un planeta sino un montón inerte de asteroides vagando en el espacio. Mañana, cuando nos despertemos, ya no habrá un cielo sobre nuestras cabezas ni un suelo bajo nuestros pies. Y estaremos en el espacio flotando como átomos olvidados, como partículas de una conciencia estúpida que nos hacía pensar que éramos más importantes nosotros mismos que nuestro propio planeta.
Nosotros sólo estamos aquí de paso y lo único que dejábamos a nuestros hijos es esta tierra, la misma que nos dejaron nuestros padres y los padres de nuestros padres. Hemos tenido mucho tiempo para cambiar y poder empezar de nuevo, pero no lo hemos hecho. Pero ahora ya es demasiado tarde y ya ni siquiera una semilla se puede plantar en este planeta de fuego.
Me gustaría pensar que todo esto ha sido sólo un mal sueño y que mañana cuando me despierte todo será como antes. Pero no es así. Todas las noches me he acostado abrigando la misma esperanza y, al día siguiente, compruebo con amargura que esta pesadilla es real.
Somos los últimos seres humanos sobrevivientes de la Tierra y pronto seremos los desafortunados testigos de la aniquilación de nuestro planeta.
Hoy, el último día de mi vida, me hubiese gustado escribir algo más bello. Un final feliz. Y no esta crónica de muerte y desolación.
Hace un calor tan intenso que la lapicera quema mis dedos. Una tormenta de fuego incandescente se acerca.

22 de abril: Día Internacional de La Tierra

Agradecimientos:

A Dora Alterino y a Silvio Sarco por el material suministrado para escribir esta nota.

Fuentes consultadas:

“La Verdad Incómoda (2006)” (Documental)
“El día después de mañana (2004)” (Película)
Pronóstico Reservado (Artículo de Revista Viva. 24-02-08. Nº 1660. Edición 22324)
“Seis grados que podrían cambiar el mundo” (Documental del Nacional Geographic Channel).
“No hay una segunda oportunidad: ¿Puede la tierra explotar como
resultado del calentamiento global?” (Artículo del Dr. Tom J. Chalko, Director de la División de Geofísica, Scientific E Research P/L, Melbourne, Australia)
http://sci-e-research.com/geophysics_sp.html

Sitios recomendados:

http://www.greenpeace.org.ar/
http://www.earthhour.org/espanol
http://www.quepasaconelmundo.com.ar/

2 comentarios:

  1. REFLEXIÓN SOBRE EL CALENTAMIENTO GLOBAL.

    Sino frenamos la contaminación, y si no se hace nada pronto, va a ser demasiado tarde para tomar medidas para desacelerar el calentamiento global, porque va a llegar a tal grado el calentamiento que ya no va a ver punto de retorno y esto solo va a pasar en las próximas décadas. Se dice que en este siglo la temperatura global de la Tierra va a aumentar de 1 a 6 grados, quizás no parece nada a simple vista. Pero el aumento de grado por grado traerá consecuencias muy drásticas. Cuando la tierra alcance el 3er grado de aumento ya no se va a poder hacer nada, porque el calentamiento se va a tornar incontrolable y provocara la desaparición del Amazonas a causa de enormes incendios que van a ser imposibles de frenar, eso es muy grave porque automáticamente provocara que la temperatura suba 1 o 2 grados más. Y bueno al 4to grado, el nivel del mar subirá a causa del derretimiento de los polos de la Antártida, desapareciendo todos los países con costas, o sea que las costas sudamericanas serán las 1eras seriamente afectadas. Aparte el deshielo en la Antartida hoy ya es una realidad. Esta ocurriendo de una forma mas acelerada de lo que se pronosticaba. El volumen que contienen todas las masas de hielo existentes en el planeta, ¡podrían provocar que el nivel del mar subiera de 60 a 70 m! Va a ver supertormentas nunca antes vistas, enormes catástrofes y esto va a pasar mucho antes de lo que pensamos, quizás hasta lo vivamos nosotros, sino es así serán nuestros hijos. Estas son algunas de las innumerables consecuencias que traerá el cambio climático y de hecho quizás hay muchas otras cosas que ni sabemos, y que ni imaginamos que puedan llegar a suceder. El cambio climático ya lo estamos viviendo. Grandes desastres naturales que antes ocurrían cada décadas, ahora cada vez ocurren mas seguidos. Estos fenómenos cada vez ocurren con más frecuencia e intensidad. El desprendimiento de grandes bloques de hielo esta ocurriendo en los en los polos, masas de hielo gigantes de centenares de km. cuadrados. Si bien el desprendimiento de esos bloques que colapsaran no tendrán un efecto en la elevación del nivel del mar, significa una alerta que algo no anda bien, porque esos desprendimientos de esa naturaleza no son usuales, es a causa del calentamiento global según señalan los científicos. Y que es la zona más afectada por el calentamiento, y la Antartida es la zona que mas a sufrido el aumento de temperatura. Evidentemente el planeta nos esta diciendo que esta llegando a su limite, y nos esta advirtiendo. Estamos en la era en que tenemos que tener verdaderamente en cuenta el medio ambiente y aprender a sobrevivir a lo que nos vamos a enfrentar, que va a ser una batalla muy dura por la supervivencia, porque no nos vamos a engañar, poco se va a hacer por esta cuestión, o cuando realmente busquemos una solución ya va a ser demasiado tarde .Y los países subdesarrollados van a sufrir mayor impacto. Esto provocara enormes crisis mundiales por las consecuencias económicas y perdidas humanas. Guerras por la escasez de los recursos naturales, y una de los principales causas será por la escasez del agua. Es muy difícil, porque hay que cambiar la mentalidad de las personas, cambiar nuestras maneras de vivir, y eso no es de un día para el otro. Y hay otros intereses de por medio que juegan ,el afán de lucro y de expansión de los países de 1er mundo y los de en vías de desarrollo, que obstaculizan más aun buscar nuevas alternativas de desarrollo que sean ecológicas, una alternativa por ejemplo es la energía solar y la eólica pero también existe otras posibilidades. Por eso es muy difícil cambiar un sistema ya predominante a nivel global que rige nuestra sociedad. De otra manera se puede decir quizás que el gran culpable sea el sistema capitalista, pero hablando de la fase del desarrollo industrial. Las industrias son las que emanan el gran porcentaje de los gases de efecto invernadero que perjudican el medio ambiente. Pero tenemos que pensar que se va a hacer mucho mas por esta causa y que del hombre se convenza que no hay otra si es que queremos nuestra preservación. El hombre es un animal de costumbre por ese lado quizás surja algo de esperanza, pero no contamos con mucho tiempo. Hay que buscar soluciones para prevenir tales predicciones de catástrofes climáticas que no ocurran y no buscar soluciones para enfrentarlas en el día de mañana. Mas vale prevenir que curar encaja muy bien en este tema. Y creo que una cosa es cierta el costo económico sería enormemente mayor si seguimos en la misma rienda, lo que significa reconstruir ciudades desvastadas por desastres naturales que de hecho ocurre pero se convertirá en algo mas común y con mas poder destructivo, las posibles enfermedades nuevas que pueden aparecer, la escasez de ciertas recursos haría que estos fueron de altísimo costos para conseguirlos, y esto es muy claro, no todos podrán acceder a ellos, serán muy pocos, habrá guerras por los mismos, y bueno a causa del aumento del nivel del mar, los países de menos recursos no se podrán salvar. Y los países mas ricos buscaran soluciones para construir, barreras bloques especies de muros gigantes para evitar que queden bajo agua. Lo que es una injusticia porque quizás unos pocos se puedan salvar, los que tienen mas recursos y son mas poderosos, que a su vez son los que mas contaminan. ¿Sé imaginan lo que podría llegar a ser el costo económico? serian cifras astronómicas, pero lo mas importante
    sin duda es el costo humano que esto provocara. Sin duda que en esto la educación va a ser clave, desde los institutos y los hogares. Es la hora de saber realmente y actuar. Ya no se puede seguir ignorando, detalles mas detalles menos, el cambio climático es una realidad y se debe en gran parte a la acción del hombre, de eso no tengo ninguna duda. Yo creo que el clima sufre cambios naturales pero pienso que el hombre ha acelerado ese proceso. Pero aparte pensemos esto, ¿qué es lo que les dejamos a los que vienen a las generaciones futuras y al resto de los seres vivos? Hay gente que piensa que quizás esto pueda suceder, pero le restan importancia porque piensan que no les va a tocar en sus vidas o que va pasar en mucho tiempo, pero como dije antes ,con los que vendrán que? Sufrirán las consecuencias de lo que hicieron sus antecesores.
    Creo que hay factores naturales también que causan el cambio climático, pero creo que como dije anteriormente, que el factor mas influyente es la actividad humana. De todos modos, mas allá de la influencia del hombre o no en el cambio climático, no hay duda de que el hombre le ha hecho mucho daño y le sigue haciendo al medio ambiente, ecosistemas destruidos, mares, océanos contaminados, especies extinguidas, enfermedades desnutrición, deficiencias respiratorias por el aire contaminado, etc. Tarde o temprano alguna consecuencia nos traerá, ¿no les parece? Y esto implica al mundo entero, esto no es un problema solo de los humanos. No hay que olvidar que nosotros no somos los dueños, lo compartimos con otras especies y tienen tanto derecho como nosotros de vivir.
    A continuación voy a decir mas en detalle lo que puede provocar el aumento de grado por grado según Mark Lynas en un libro que escribió titulado “Six degrees” (seis grados).
    Un grado más: se acabaría el hielo del Ártico.
    Lynas plantea la desaparición del hielo del Ártico durante medio año si la temperatura sube solo un grado centígrado más. Además, las mareas podrían sumergir todas las viviendas de la costa de la Bahía de Bengala, entre Birmania e India, donde habitan más de un millón de personas. Habría huracanes en el Atlántico Sur, sequías severas en el oeste de Estados Unidos donde se ubican ciudades como San Diego, San Francisco, Las Vegas y Los Ángeles y se verían cambios inesperados en la agricultura de Inglaterra, donde hay más de 400 viñedos.
    Más 2 grados: se acabarían las barreras de coral.
    Se aceleraría el derretimiento de los glaciares de Groenlandia. Del glaciar Jakobshavn se desprenderían porciones de hielo que si se derritieran serían suficientes para abastecer con agua potable a todos los habitantes de Nueva York por un año. La extinción de los osos polares no tendría vuelta atrás y los insectos podrían comenzar a migrar a muchas regiones que se han vuelto más templadas, un hecho que ya es evidente en regiones de Brasil, Venezuela y Colombia. La isla-nación de Tuvalu, en el Pacífico sur, podría quedar sumergida por las mareas y las barreras de coral desaparecerían, porque no resistirían el aumento de la temperatura del agua.
    Más 3 grados: la amenaza caería sobre la selva del Amazonas
    La nieve de los Alpes se acabaría y las olas de calor serían lo normal en el Mediterráneo y en la mitad de Europa central. Los huracanes de categoría 6, peores que ‘Katrina’, serían más frecuentes y la selva del Amazonas podría desaparecer por la proliferación de incendios.
    Más 4 grados: desaparecerían Venecia y parte de Egipto. El derretimiento de los glaciares del Himalaya, que alimentan el río Ganges, se produciría antes del 2035. La inundaciones serían frecuentes. Además, sin nieve que produzca agua, habría hambrunas. El norte de Canadá se convertiría en la zona agrícola más prolífica del planeta y los hielos del oeste de la Antártida podrían colapsar elevando el nivel del mar hasta la destrucción de zonas costeras de América Latina. También se inundaría por completo Venecia (Italia) y zonas de Egipto y Bangladesh.
    Más 5 grados: no habría agua para Los Ángeles, El Cairo, Lima o Bombay.
    Ante un escenario de este tipo, la guerra por el líquido sería inminente, una situación que muchos de los expertos del mundo han anunciado.
    Más 6 grados: nos devolveríamos al periodo Cretácico.
    Por falta de nutrientes, y ante la extinción de más del 70 por ciento de las especies, el océano se vería azul brillante. Los desiertos avanzarían sobre los continentes. Los desastres serían asunto de todos los días y muchas de las principales ciudades del mundo, como Nueva York, estarían bajo el agua. El mundo podría parecerse al período Cretácico, 144 millones de años atrás, en el que solamente un 18 por ciento de la superficie de la Tierra estaba sobre el nivel de las aguas, cifra que hoy se acerca al 30 por ciento.
    Yo estoy convencido y creo firmemente en esto. Además creo que este siglo va ser clave porque va a marcar el rumbo de la humanidad. Creo que estamos en el momento justo de cambiar o condenarnos a la extinción.
    Aclaro que acepto y respeto a las personas que no estén de acuerdo, solamente expreso mi pensamiento.
    Esto simplemente va dirigido para informar y concientizar.
    Yo se que esto no hace mucho, que realmente lo que provocara cambios es la acción, pero la información es muy importante también, la concientización es el 1er paso.
    Desde luego que quiero aportar con algo mas pero hasta el momento no se como.
    Yo en este momento estoy terminando secundario. Después quiero hacer meteorología para luego hacer licenciatura en ciencias atmosféricas. Porque estoy interesado en estudiar el comportamiento y variabilidad del clima y por la tanto las consecuencias que trae y puede traer el cambio climático.
    Si alguien quiere comunicarse conmigo , o si me pueden aconsejar todas las opciones que tengo para estudiar además de ciencias atmosféricas, mi correo es: locomotiv313@hotmail.com
    Desde ya doy muchas gracias a este blog por darme la posibilidad de dejar este mensaje y a tantos otros.
    Aprovecho a comunicarme a través de estos blogs que tratan sobre el tema del cambio climático o calentamiento global porque la gente que los visitan es mas probable que se interesen por este tema.
    Muchísimas gracias.
    Un gran saludo

    ResponderEliminar
  2. Soy Gonzalo.
    Les vengo a pedir ayuda para poder difundir lo mas posible mi blog sobre el calmbio climático
    Hasta hace poco hice circular por internet una reflexión sobre el calentamiento global dejandola en los blogs que trataran sobre el tema o que estuviesen relacionados al medio ambiente.
    Pero ahora he creado mi propio blog.
    Denle un vistazo a mi blog y si les interesa y les gusta, por favor les pido que me ayuden.
    No se muy bien como se maneja esto de los blogs.

    Aca esta mi dirección de blog:

    http://elgranretodelsiglo.blogspot.com/


    Por favor mirenlo aunque sea primero.


    desde ya muchas gracias.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar

Hola. Esperamos tu comentario para enriquecer nuestra propuesta