12/7/09

¿Te acordás de Casa Bontempi?

por Haroldo Ruquet
Hay comercios que marcan épocas, que quedan grabados en los recuerdos de sus clientes o transeúntes por algo especial allí adquirido, tal vez por su aroma, alguna imagen imborrable o por infinidad de razones. Casa Bontempi, amén de encontrarse en el “corazón” de Los Toldos, fue un gran comercio que marcó su presencia en nuestra historia chica. ¿Cómo no recordarlo?


Seguí leyendo... Durante años de años, el comercio mas convocante de la calle Mitre, fue la antigua “Casa Bontempi”, gerenciada por los hermanos Formaríz. Pues allí había prácticamente “de todo”! Era librería, disquería, revistería, venta de artículos para el colegio, juguetería y bazar, y seguramente me olvido de algo…si tal cuál ! Vendían billetes de lotería y también era agencia del por entonces muy requerido P.R.O.D.E.

Eran muy atractivas sus amplias y surtidas vidrieras, con esa distribución y ese caminito interno que invitaba a recorrerlas y mirarlas de punta a punta. Era además, uno de los extremos de la clásica “vuelta ‘el perro”. Pues ahí estaban los vistosos juguetes, que los niños toldenses deseábamos del otro lado del grueso vidrio. Y los artículos de bazar y menaje que observaban los adultos. La visita hasta ese lugar, consistía en todo un paseo por si mismo, aunque uno no fuese a comprar nada. Pues allí llegaban todas las novedades. Ahí íbamos para las fiestas a dejarle la cartita a los Reyes, y no tan usualmente por esos años, a veces también, para Papá Noel.


Indefectiblemente la noche del 5 de enero era un mundo de gente agolpándose arremolinada, saliendo con sus paquetes o entrando apurada antes que se terminaran aquellos artículos que los chicos habían pedido. Recuerdo que era tal la variedad de juguetes, triciclos, bicicletas y autitos que ofrecían… que los exhibían en la vereda. Recuerdo también, siendo bastante chico estar ansioso, apoyado al vidrio y mirando para adentro antes que abrieran sus puertas, esperando el último número de la revista “Anteojito”, o ya mas grande… revisando el enorme pilón de revistas mexicanas: Superman, Batman, Red Rider’s, Roy Rogers, El Llanero Solitario, Los Superhéroes, y muchas otras mas, de las que éramos tan fanáticos. O las muy populares revistas nacionales: El Tony, D’artagnan, Intervalo, Capicúa, Cariseca, Afanancio. Ojo! había que encargar con antelación el “Libro de Oro Patoruzú”, antes que se agotase, …un anuario absolutamente atractivo y que todo el mundo quería tener. También allí conseguíamos, años mas tarde, la revista “Pelo”, que para los más jóvenes les aclaro que no era sobre peinados y moda, sino nuestro “vademécum” sobre el rock. Ya que dicho medio era el único con que contábamos para conocer las novedades sobre los conjuntos musicales y sus próximos discos. - Para poder después, encargárselos al Negro Gómez-. Cabe aclarar a los pibes, que en estos pagos televisión no se veía, y por radio el rock era ignorado olímpicamente, así que leíamos y escuchábamos con avidez todo aquello que estuviese a nuestro alcance.


No recuerdo cuánta cantidad de empleados trabajaban allí…además de la familia Formaríz…claro!, pero, atendiendo al público eran como 8, y en el entre piso había 4 o 5 más, donde estaba la oficina.

Los primeros días de clase, la clientela, se tornaba una multitud, encargando libros, manuales, cuadernos, carpetas, lápices, etc.,etc. Pasando los amplios mostradores, que se encontraban a la derecha de la entrada, existía un inmenso exhibidor de diarios y revistas, que uno podía hojear, aún sin la intención de compra… y también había algunos discos. A veces había allí alguna insospechada opción a la Casa Nica: recuerdo haber visto allí entremezclado, “Foxtrot”, uno de los primeros discos de Génesis, que no sé aún hoy, como había caído a Casa Bontempi. Y ahí lo estuve deseando un tiempo, hasta que junté monedita tras monedita y lo compré finalmente. Y mi duda mientras palpitaba su adquisición, consistía en cómo lo nombrarían en la boleta, pues si bien se llamaba Foxtrot, no era un disco de ese género musical, y Génesis nada tenía que ver con la Biblia. Obvio es decir que, dicho grupo inglés era por ese tiempo absolutamente desconocido. La empleada resolvió mi tonto interrogante escribiendo simplemente “1 Long play”. (Nosotros entonces teníamos pelos…y largos ! como el casi anónimo baterista de esa banda, un tal Phil Collins).

Y un día, ya viviendo lejos de Los Toldos mi mamá me comenta como al pasar, “…cierran la Casa Formaríz”!. ( Que era como lógicamente había mutado el nombre original ) Uh !…fue para mi un golpe tremendo, no se podía terminar así nomás con ese lugar, sin pena ni gloria !. Ese arcón de recuerdos de la infancia, de tantos ratos de nuestras vidas, ese punto de encuentro de la gente, además de una fuente laboral, claro. Y para mi tristeza, cada vez que regresaba veía esas vidrieras, llenas de tierra, cubiertas de descoloridos y raídos papeles de diario amarillentos. Como se iba derrumbando todo con el paso del tiempo. Algunas manos dañinas fueron rompiendo los vidrios, simplemente por estupidez. O a lo mejor, como muestra de rebeldía, por la frustración de ese vacío. Al menos para mi, era una pena renovada comprobar que no existía más como comercio. Y allí estaba… ominoso, ese enorme local abandonado, casi en ruinas, como mudo testigo del esplendor pasado. Y aunque nada quedaba tras las vidrieras, nunca dejé de parar, ni una sola vez, de todas aquellas que pasé por esa vereda. Soñando con que… algún futuro negocio, mini cine, o algún otro emprendimiento viniese a cubrir esa especie de inocultable “papa en la media”, enclavada justo ahí… en el corazón del centro toldense.

P/D.: Recomiendo como música de fondo para leer esta nota los temas . “Watcher of the skies”, “Time table” o aquél tema que le gustaba a nuestro amigo Jazmín : “Supper’s Ready”. Todos del disco mencionado en esta nota: “Foxtrot” , Génesis , Año 1972.

NdeR: Hoy funciona allí la sucursal Los Toldos de “Naldo Lombardi”

7 comentarios:

  1. Si me acuerdo muy bien, y no quiero quedar como un recentido con lo que voy a decir pero sus dueños se creian que eran los amos y señores de Los Toldos, vigense donde quedaron, esto seria muy bueno que lo vean los que se creen los nuevos amos y señores de Los Toldos.

    ResponderEliminar
  2. Juan Corón14/7/09 21:33

    Es cierto lo que dice el anterior comentario sobre mucha gente que conocemos. Es cosa de pueblo chico.
    Pero yo me dispongo a quedarme con el gustito que el autor le quiso dar a la nota. A mis cuarenta y uno tambien siento esas nostalgias por las cosas que hacen a la historia reciente.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo17/7/09 0:43

    Querido amigo de "da para todo" lamento mucho su opinion sobre el tema pero le aseguro que la respeto, tal vez ud no vivio la epoca en que esa familia floreciente de nuestro medio regenteaba semejante negocio, tal vez ud no dimensiono la cantidad de familias que vivian de su digno trabajo en dicho local, tal vez ud no recuerde que ellos a diferencia de "otros" no vaciaron su empresa ni llevaron su dinero al exterior cocinando una vil estafa, sino que murieron con las botas puestas, fueron al frente hasta que no dio para mas, quedando ellos en la misma situacion que sus empleados, sin nada, tal vez ud no recuerde que fueron los mismos que cofundaron las mas importantes instituciones de este pueblo y que no hubo "pibe" que no se aventurara a estudiar y trabajar en buenos aires al que ellos hayan dejado de darle una mano, tal vez ud se refiera a que "ellos o sus hijos" montaban en autos 0 km y tenian un buen pasar pero debo recordarle que trabajaban muy duro a diferencia de "ricos actuales" no era muy dificil verlos cargando pesadas cajas a horas no laborales tal vez lo que a ud le moleste es haber perdido a referentes de la cultura del trabajo, la vision comercial, y ejemplo de grandeza empresaria para un pueblo simple como el nuestro, le ruego no se sienta ofendido con mi comentario, fue simplemente para la reflexion, por la cultura del sacrificio privado tan subvalorado hoy, epoca del todo subsidiado y regalado politicamente, lamento que estemos refdiriendonos a esto y no sientamos nostalgia por esas empresas verdaderamente locales que hicieron grande a nuesta patria chica. DE UN VIEJO CONCIUDADANO

    ResponderEliminar
  4. Viviendo en el campo y viniendo una vez cada 45 días con suerte, Bontempi era Disney para mi...
    Aunque lo único que me compraban eran pilas para mi Noblex "Karina" y algún que otro Patoruzú.
    Buenisima nota Haroldito! Y no te olvides del arte de tapa

    ResponderEliminar
  5. De un articulo nostalgico, que me hace recordar momentos de mi niñez, como decia Hector "parecia disney", mirar los juguetes atraves del vidrio un domingo a la tarde cuando "el viejo" paraba de dar la vuelta al perro y bajabamos en casa Bontempi, escrito de forma impecable, exquisita por Haroldo, se comentan cosas fuera de lugar. Se que la familia Formariz fue fundadora de Bomberos Voluntarios, que siempre colaboró con el hospital, en la construccion de la granja hogar, fueron fundadores de la camara de comercio, siempre integró las entidades intermedias tan necesarias y muchas veces dejadas de lado, etc, etc.
    A cualquiera le puede ir mal y caer en desgracia por variables causas.
    Que pasearan en autos 0 Km? felicitaciones si lo podian hacer. Porque no analizar a cuantas familias daban directa o indirectamente trabajo? Porque no fijarse cuantas horas trabajaban cada uno de ellos? Lo otro es caer en la vil bajeza, en el resentimiento.
    hoy veo mucha gente en autos 0Km que seguramente se sacrifican muchisimo menos que los Formariz.
    Saludos
    Un adulto que gracias a Haroldo recordo momentos de la niñez

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1/8/09 12:48

    me trae muchos recuerdos de la niñez...todo lo que queríamos estaba ahi!!! muy linda nota/recuerdo

    ResponderEliminar
  7. Anónimo15/1/12 2:03

    Yo nunca vivi en los toldos rengo parientes alla y quizas algunos los conoscas como oda coraggio era mi tia gallecio hace dos anios y mi abuelos Omar buceta proesor y director que esta muy grave en un hospital
    me que da mi abuela zulma coragio pero lo que me hizo llorar de este articulo es que hace dias estuve preguntando y buescando en internet por que mi tia de chico me regalo un libro para dibujar (lo sigo teniendo) se llama ENCICLOPEDIA DEL DIBUJO INFANTIL, CASA BONTEMPI mitre 463

    ResponderEliminar

Hola. Esperamos tu comentario para enriquecer nuestra propuesta